Hotel City Garden en Manila

Si nos decidimos a viajar a Filipinas, podemos sentirnos orgullosos de haber tomado esta opción como destino de vacaciones. Y es que Filipinas es un lugar de lo más curioso. Es, aunque suene típico decirlo, un lugar de contrastes. Y más si hablamos de Manila. Porque podemos ver zonas que son de lo más pobres, y a pocos kilómetros de ahí, verdaderos complejos de lo más lujosos y ostentosos. Pero aún así, esto forma parte de la vida diaria de la ciudad y hay que respetarlo. Eso sí, debemos tener cuidado a la hora de elegir nuestro alojamiento, así que hoy, en este artículo, te hablaremos de un hotel que merecerá la pena.

Hotel City Garden en Manila

La elección de un hotel en nuestro viaje puede ser lo más importante de la planificación, porque si elegimos mal, puede chafarnos todas las vacaciones. De esta forma, si elegimos un hotel magnífico y a buen precio, podríamos estar pletóricos y nuestras vacaciones mejorarán mucho más, mientras que si nos damos cuenta de que hemos hecho una mala elección, podríamos encontrarnos amargados durante días. Y no se trata de comodidad únicamente, aunque sea importante, sino de haber elegido algo que tenga una relación calidad precio de lo más razonable.

Makati y sus lujos

Makati es el centro financiero de la capital de Filipinas. Es digamos, el barrio de los negocios, pero también el del turismo. Se encuentra cerca de prácticamente todo lo turístico de la ciudad, es por eso que podría ser un cerco invisible para impedir que los turistas vean la parte pobre de la ciudad. Y por supuesto, en esta zona se concentran todos los hoteles, lujosos y no tan lujosos de Filipinas. En anteriores ocasiones, ya habíamos hablado de los mejores hoteles de Manila, pero hoy vamos a dar un paso más, y vamos a hablar de un hotel que no destaca por sus lujos.

Se trata del Hotel City Garden, un hotel que presume de ser de lo más cómodo, y a pesar de no disponer de multitud de estrellas, es de lo más decente. Porque la realidad es que en Filipinas, por muy bajo que sea el nivel de vida comparado con Europa, lo que es de lujo, también se paga, y se paga bien. Y luego, si bajamos de categoría, podemos encontrar hoteles que no son tan ostentosos y disponen de comodidades de lo más deseables. Es lo que ocurre precisamente con el City Garden.

Lo primero que vemos, antes de entrar, es una sencilla fuente que hace juegos de luces de color verde. La recepción es de lo más amplia, elegante, pero sencilla. Esto va acorde con las habitaciones. No esperes encontrar molduras barrocas, ni lámparas de arañas, aquí no las hay. Este hotel se rige por la simplicidad, y eso se nota en todos los aspectos: camas blancas bien hechas, moquetas limpias, baños de lo más sencillos, etc.

Pero esto no quiere decir que uno no pueda disfrutar de ciertos caprichos. Disponen, por supuesto de servicio de spa, si deseas que te den un masaje, relajarte con alguno de sus baños, o que te hagan la manicura. También puedes hacer ejercicio en su gimnasio si te apetece.

Aunque uno de sus puntos fuertes, es la piscina. Tienen una pequeña piscina en el ático del hotel, ideal para pasar ahí la mañana. No es para dar unos largos, pero sí para relajarse. En el mismo borde de la piscina, tienen además un pequeño jacuzzi que va funcionando a lo largo del día, por lo que da igual que excusa tengas, puedes disfrutar del cielo azul de Manila a un bajo precio, y con todas las comodidades.

Leave a Reply