Tailandia y sus alojamiento: Aana Resort

Viajar a Tailandia es un objetivo pendiente de muchas personas. Es un lugar que en estos últimos años ha ganado popularidad, algo de lo más lógico. Y es que con el auge de internet y de las nuevas tecnologías, podemos ver otros países desde casa, sí, pero eso nos sigue sabiendo a poco. Y ver esos hermosos paisajes naturales, esos paseos en barca tan exóticos, y la sonrisa de esas personas, a pesar de su estilo de vida, es algo que nos encoge el corazón y que hace muchos de nosotros estemos deseos de visitar un país como Tailandia.

tailandia hotel

Aún así, esto no quiere decir que nos dé algo de respeto, e incluso miedo, se podría decir. Porque es un país exótico, sí, pero muy lejano de nuestros lugares de origen. Claro está, ahí reside su atractivo, pero a medida que se va acercando la fecha del viaje solemos estar algo intranquilos. Por eso, queremos tranquilizarte, y te vamos a enseñar un resort, en el que si quieres, puedes alojarte, y será una de las mejores decisiones que hayas tomado para este viaje, ya lo verás. ¿Crees que sabes de lo que estamos hablando? Pues adelante, sigue leyendo.

Tailandia y sus alojamientos

Tailandia tiene distintos tipos de alojamientos, dependiendo de lo que busquemos y de las necesidades. Pero en cuestión de hoteles, también es amplia el asunto. Si queremos tener unas vacaciones completas, sigue nuestros consejos, pues lo que recomendamos es, precisamente alojarte en un resort, que tiene todas las comodidades de un hotel, pero que además, dispone de una amplia oferta de actividades. Porque el alojamiento no tiene por qué ser únicamente dormir en una cama cómoda y en una habitación limpia, y aquí te lo demostraremos. Echa un vistazo a las fotografías del Resort Aana.

Este resort es de lo más especial, ya que está dividido en varios edificios, y villas. Aquí entra en juego el presupuesto que tengas para el alojamiento, pero si dispones de un bolsillo holgado, las villas son una opción maravillosa y privada. Nada de ser molestado y nada de molestar a nadie, algo que es fundamental para tener unas vacaciones tranquilas, ya sea en familia, con amigos o solo con nuestra pareja. Además, cada una de estas villas tiene una terraza privada con un jacuzzi, para que disfrutes de las vistas mientras te relajas, casi en medio de la naturaleza.

Eso sí, las villas están construidas con un estilo local, tradicional, con el techo de paja, pero con todas las comodidades que puedas soñar. Además, algunas de ellas -seis, entre las diecisiete villas en total- disponen de una piscina propia en su terraza, con una especie de comedor exterior, para disfrutar con las visitas de ese paisaje natural mientras comemos. Es algo exclusivo, y este tipo de detalles hacen que puedas sentir como en casa, aunque eso sí, mucho más cómodos.

Aún así, este hotel tiene más de setenta habitaciones, cada una de ellas con balcón o con terraza. Además, tiene los servicios básicos, desde la cama con dosel, el baño privado, y máquinas de café y minibar. Así que si te apetece una tarde tranquila, puedes sentarte en uno de los sofás que hay en los balcones privados, y tomar un café, mientras ves el paisaje espléndido que te rodea.

Además, el hotel está en la mismísima playa de Klong Praow, y se suelen organizar excursiones para que puedas ver los alrededores, además de disfrutar de algunas actividades dirigidas. O si no, disfrutar de su espléndida comida de restaurante, o de un masaje en su propio spa, en donde está la piscina con vistas hacia el Golfo de Siam. ¿Qué más se puede pedir?

Leave a Reply